China se enfrenta a colapso económico en 2013

Un investigador de economía en el Consejo de Estado chino, el equivalente al gabinete del régimen, predice un colapso financiero en el país para el año que viene. Sus observaciones, que se hicieron hace casi un año, recibieron nueva atención recientemente dado que la economía china comienza realmente a ralentizarse y sus predicciones no parecen tan alejadas de la realidad.

En resumen, Li señaló que las bancarrotas de pequeñas y medianas empresas, bancos y gobiernos locales son todas signos de una crisis económica a nivel nacional.

Li dio cuatro razones para su predicción:

Económica

Una burbuja inmobiliaria a punto de estallar y la agudización de la crisis de deuda local son dos causas que Li atribuye a un potencial colapso financiero.

Los gobiernos locales sufrieron una reducción de ingresos debido a la deprimida industria inmobiliaria.

No obstante, los gobiernos locales están bajo mucha presión para seguir gastando más dinero en asuntos como defensa nacional, infraestructura local, medidas para la construcción de inmuebles y la seguridad social, mejora de estructuras hidráulicas y lo más importante de todo, “mantener la estabilidad social”.

Como resultado, Li predice que una crisis económica descomunal es inminente.

Dinero caliente

La economía china está ralentizándose mientras que Estados Unidos está experimentando una recuperación económica, por eso enormes sumas de dinero caliente internacional fluirán fuera de China. Esta fuga también contribuirá a una implosión económica, afirma Li.

Política

La transición del liderazgo chino en 2013 trae nuevos líderes al timón que podrían no tener muchas ganas de tratar con los males económicos de China. Li cree que no revelarán ninguno de los problemas pasados hasta tres o cinco meses después de llegar al cargo. Así que lo más probable es que se reconozca que hay un colapso económico, según la estimación de Li, en julio o agosto de 2013.

A continuación del estallido de la burbuja económica, habrá un período posterior de sufrimiento. Pero para los nuevos líderes, esto no es algo malo, puesto que ellos no son a los que hay que culpar por el sufrimiento”, predijo Li.

Además, “Con el estallido de la burbuja económica, el nuevo liderazgo puede adoptar medidas prácticas. Se conseguirán nuevos logros políticos más fácilmente, puesto que el punto de partida es comparativamente bajo”.

Ciclos

Los valles de los ciclos de corto plazo, medio plazo y largo plazo convergen en 2013, según Li.

Un ciclo de corto plazo se extiende a tres o cinco años. Actualmente, este ciclo está moviéndose hacia abajo y tocará fondo en los próximos dos años, afirmó Li.

Con la crisis económica, también resultarán problemas sociales. La actual intensificación de los “incidentes de masas”, o grandes y a menudo violentas protestas, pueden verse como una advertencia de futura turbulencia, dijo éste.

Otros economistas estuvieron de acuerdo con la presentación de Li.

Artículo completo: http://www.lagranepoca.com

Visto en: Periodismo Alternativo

Nota dezpierta: Hay quienes siguen afirmando que China ganará la partida en la competencia por la dirección del Nuevo Orden Mundial, muchos están apostando por aprender chino porque creen que el futuro estará escrito en el idioma mandarín.

Pero la profecía es clara y los protagonistas del Apocalipsis son EEUU, Europa y Oriente Medio, los demás son sólo actores secundarios (aunque cumplen una importante función).

La caída del sistema está muy cerca, pero todavía es necesario que los líderes nos prometan paz y seguridad. No olvidemos que esta crisis es provocada y controlada para alcanzar los objetivos de dominación global.

Bendiciones.

Empieza la cuenta regresiva para la caída del sistema financiero mundial

Los expertos concuerdan que la banca global podría derrumbarse este otoño, época ‘habitual’ de las crisis.  Según Corbis Analistas el final del sistema financiero mundial es inminente. Algunos predicen que este otoño del hemisferio norte (y primavera del hemisferio sur), es un tiempo ‘habitual’ de las crisis que  pondrá en jaque a la banca mundial.

Los nubarrones de tormenta comienzan a amenazar a la banca y algunos analistas ya lo ven como signos del inminente colapso del sistema financiero global, indica theeconomiccollapseblog.com. que da 11 pruebas de ello. (¿once? que casualidad)

1. En septiembre, Alemania, Países Bajos y Grecia deberán tomar una serie de decisiones que determinarán el futuro de la zona euro, que a su vez tiene que encontrar la manera de ayudar a sus inestables fichas de dominó España e Italia.

2. El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha sugerido su país podría necesitar un rescate de 300.000 millones de euros.

3. España continúa cayendo más profundamente en recesión. La economía española se contrajo un 0,4 % durante el segundo trimestre del 2012, después de contraerse un 0,3 % durante el primer trimestre.

4. La tasa de desempleo en España es ahora de 24,6 %.

5. The Wall Street Journal asegura que un nuevo agujero de 30.000 millones de euros ha sido descubierto en el plan de rescate financiero para Grecia.

6. Morgan Stanley vaticina que la tasa de desempleo en Grecia superará el 25 % en el 2013.

7. Ahora se prevé que la economía griega se contraiga un 7 % durante este año.

8. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dice que Europa no va a hacer más concesiones a Grecia.

9. La economía del Reino Unido está en una profunda recesión. Durante el segundo trimestre del 2012, la economía del país se contrajo un 0,7 %.

10. El índice The Dallas Fed sobre la actividad empresarial en general bajó dramáticamente en julio. Este es otro indicador de que la economía de EE.UU. también se dirige rápidamente hacia una recesión.

11. Una crisis bancaria tiene más posibilidades de ocurrir en el otoño que en cualquier otro momento durante el año. El sistema financiero global entrará en una “zona de peligro” a partir de septiembre, ya que los colapsos de 1929, 1987 y 2008 se registraron durante la segunda mitad del año. Además, la situación mundial se agrava por el hecho de que la deuda de EE.UU. está creciendo mucho más rápido que su PIB. El barco se llena de agua más rápido de lo que puede drenar. “Es mejor que se abrochen el cinturón porque este colapso no va a ser agradable en lo más mínimo”, advierte el blog de expertos.

Fuente: RT News