EE.UU.: una escuela expulsa a una alumna que se negó a que la ‘marcaran’ con un chip

Una pareja religiosa se niega a que su hija lleve en la escuela un chip de localización obligatorio que consideran «la marca de la Bestia»

EE.UU.: una escuela expulsa a una alumna que se negó a que la 'marcaran' con un chip

nisd.net

Una joven no podrá continuar sus estudios en una escuela de Texas después de que se negara a llevar una tarjeta de identificación y rastreo, un dispositivo que la familia -muy religiosa- denomina «la Marca de la Bestia».

Desde el pasado mes de octubre los estudiantes de algunas escuelas del Distrito Escolar Independiente de Northside, en Texas, son obligados a llevar tarjetas estudiantiles que contienen un chip integrado de identificación por radiofrecuencia (RFID) con el que la escuela rastrea la ubicación de un estudiante en todo momento.

Ángela Hernández, de 15 años, estudiaba en John Jay, uno de los centros incluidos en la iniciativa. Después de que ella se negara a usar el dispositivo de rastreo le comunicaron que tendría que buscar otra escuela por negarse a utilizar la tarjeta. 

La familia de la estudiante, muy religiosa, demandó al Distrito Escolar alegando que el dispositivo es la «marca de la bestia» que se menciona en la Biblia.

Un juez federal de Texas y un tribunal federal de apelaciones dictaminaron que la escuela no violó la libertad de religión de los Hernández y que la expulsión se debía a que la estudiante no cumplió con las reglas de la institución. Asimismo, recordaron que el uso de este tipo de identificación es obligatorio, por lo que la joven no podrá estudiar ahí a partir del 22 de enero, cuando comience el próximo semestre.

En octubre del año pasado se hizo público el proyecto ‘Student Locator Project’cuya aplicación está prevista para 112 escuelas de Texas y 100.000 estudiantes en un esfuerzo por reducir el absentismo escolar.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/84172-eeuu-escuela-expulsa-alumna-se-nego-marcaran-chip

Nota dezpierta: No me cansaré de decir que el chip no puede ser la marca de la Bestia. Por muy religiosos que pretendamos ser, debemos saber entender que llevar una tarjeta identificativa no puede marcarnos para la condenación. Eso es evidente.

La marca de la bestia, igual que el sello de Dios, es una marca espiritual que tiene que ver con nuestra decisión de obedecer a los hombres en vez de a Dios. ¿Desobedecemos en algo a Dios colocándonos un chip RFID? NO.

Pero, aunque considero que los chips no son la marca de la bestia, no quiero decir que no sean peligrosos y las políticas acerca de la colocación de tarjetas con chips, como las de crédito, las de los móviles, las de las tarjetas de identificación, etc. no son más que la preparación de una sociedad totalmente controlada que no pueda hacer otra cosa que obedecer. Esa obediencia obligatoria que nos espera en un futuro cercano será impulsada con herramientas como los chips, las redes sociales, el teléfono móvil, etc.

Esas herramientas serán las utilizadas por la élite adoradora de Lucifer y de sí mismos para doblegar nuestra voluntad y obligarnos a desobedecer a Dios para evitar castigos como la marginación, la cárcel, torturas e incluso la muerte.

También me resulta muy curioso que  el tribunal federal de apelaciones dictaminó que la escuela no violó la libertad de religión de los Hernández. ¿Cómo puede un tribunal dictaminar cuál es la religión de una persona si esa es algo íntimo y totalmente personal? Si mi religión personal me dicta que no coma plátanos por ejemplo, nadie puede decir que esa no es mi religión, porque no pueden entrar en ese ámbito tan íntimo.

El problema es tremendamente grave porque un tribunal se ha permitido el derecho de decidir lo que es un derecho religioso y lo que no lo es. Es decir, que visto lo visto, mañana podrían decir que negarse a realizar un aborto o a llevar armas o a arrodillarse ante un líder no tiene nada que ver con la religión y obligarnos a todos a hacerlo.

Por tanto, no nos vamos a encontrar con que vayan a dejar de respetar los principios religiosos individuales sino que ellos, los dirigentes, van a decidir que son derechos religiosos y qué no lo son.

Les queda poco tiempo para actuar. Jesús vuelve pronto.