Por qué el cerdo come de todo

Cerdos en una granja de Irlanda del Norte. / AFP

Un equipo internacional investigadores ha secuenciado el genoma del cerdo, además del de varios jabalíes y de razas domésticas de China y Europa, un trabajo que tendrá implicaciones en biomedicina y que, entre otras cosas, explica por qué el cerdo «come de todo».

En este trabajo, que constata además que la separación entre el jabalí asiático y el europeo fue hace un millón de años, participan más de 40 instituciones y 150 científicos de 12 países, entre ellos Miguel Pérez Enciso, de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Centro de Investigación en Agrogenómica GRAG.

Los resultados se publican en Nature y el estudio ha sido liderado por las Universidades de Wageningen (Holanda), Edimburgo (Reino Unido) e Illinois (EEUU).

Para Pérez Enciso, este trabajo, que identifica unos 21.000 genes en línea con resultados en otros mamíferos, ha supuesto «un hito en la genómica animal y sus implicaciones a nivel científico, tecnológico y biomédico pronto se harán notar».

El cerdo es una de las especies ganaderas económicamente más importante, junto con el bovino y el pollo, y era la única de estas tres que aún quedaba por secuenciar, ha informado la UAB en una nota.

En cuanto a las implicaciones en biomedicina, los científicos detallan que el cerdo contiene varias mutaciones cuyo efecto en humanos se ha asociado a aumentos de riesgo de padecer enfermedades tales como alzheimer, diabetes y dislexia.

Asimismo, esta secuenciación también permitirá estudiar con más detalle los riesgos de los xenotransplantes (transplantes con tejidos de especies distintas de la humana).

El cerdo es la especie que presenta un mayor número de genes funcionales relacionados con el olfato, lo que demuestra la importancia de este sentido en la especie, según este trabajo, que demuestra que la evolución de muchos genes relacionados con la percepción del sabor ha sido distinta en el cerdo y otras especies como la humana.

De hecho, el cerdo es capaz de comer alimentos que otras especies no pueden -el cerdo no es sensible al sabor amargo-. «Estos resultados, por tanto, explican por qué el cerdo realmente come de todo», según la UAB.

Fuente: elpaís.com

Nota dezpierta: ¿Alguien puede creer que Dios ordenara a su pueblo, Israel, no comer de determinados animales por capricho?

Las normas sanitarias que Dios entregó a su pueblo en el desierto (Levítico 11), todavía pueden ayudarnos hoy.

No quiero decir que la alimentación forme parte de la cuestión de si seremos o no salvos, porque, como he dicho en múltiples ocasiones, Dios nos juzgará por nuestro corazón.

Pero no soy yo el que dice que la genética del cerdo está asociada a aumentos de riesgo de padecer enfermedades tales como alzheimer, diabetes y dislexia, sino los científicos. así como que el marisco es muy perjudicial y puede ser hasta tóxico.

Además si el cerdo come de todo y no percibe el sabor amargo, quiere decir que se come hasta lo que está en mal estado y podrido. Y lógicamente, todo lo que ellos comen pasa a su sangre y a su carne y después pasará a aquellos que consuman su carne.

«¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios». (1ª Corintios 6:19,20)

Si nuestro cuerpo es un regalo de Dios y, además, su Palabra nos dice que nuestro cuerpo es Templo del Espíritu Santo… ¿No debemos procurar cuidar el regalo que nos hizo Dios y procurar sanidad para el Templo de Dios?

Que Dios os bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.