Detectan veloces cambios en el núcleo terrestre afectando el campo magnético

Anastasia Gubin
La Gran Época
jue, 01 nov 2012 04:07 CDT

campo magnético

© Desconocido

Científicos franceses y alemanes detectaron importantes cambios en el campo magnético de la Tierra, en una región que se extiende desde el Atlántico hasta el Océano Pacífico en las mediciones del último decenio, en estrecha relación con la variación de gravedad en esta área.

El equipo confirmó además por primera vez que los procesos del núcleo externo de la Tierra afectan al campo magnético terrestre y se reflejan con fluctuaciones en la gravedad de nuestro planeta, informa el Centro de Investigación Geológica de Alemania en su reporte del 23 de octubre, que a su vez fue publicado en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Los flujos de corrientes de hierro cargados eléctricamente, que se encuentran en el núcleo externo, se desplazan reflejándose en el campo magnético terrestre.

Dada la importancia del campo magnético de la Tierra, que sirve como un escudo importante en la protección de las partículas de radiación cósmica, especialmente las procedentes del Sol, los científicos creen ahora que será muy importante estudiar los procesos que suceden en el núcleo externo y analizar los factores desde accesos independientes, como por ejemplo, en la medición de los desplazamientos de la masa de la Tierra, además de la gravedad.

Estas mediciones de las misiones por satélite CHAMP GFZ y GRACE conjuntas fueron evaluadas por primera vez para este estudio.

El equipo se centró en un área entre el Atlántico y el Índico, donde se detectaron ríos de flujos más altos. Fueron cambios «extremadamente rápidos», al cual ellos llamaron ‘tirones magnéticos’ y que se observaron en 2007 en la superficie de la Tierra.

«Se trata de una indicación de cambios repentinos de los flujos de comunicación en el núcleo externo superior, y son importantes para la comprensión de magneto-hidrodinámica en el núcleo de la Tierra», expresan los científicos.

Comentario: Sospechamos que lo que realmente ha estado sucediendo, basado en lo que hemos investigado hasta ahora, es que la atmósfera superior se enfría porque está siendo cargada con polvo de cometa. El polvo de cometa está eléctricamente cargado, lo que está provocando que la rotación de la Tierra disminuya marginalmente. La desaceleración de la rotación de la Tierra, está reduciendo el campo magnético, abriendo la Tierra a la peligrosa radiación cósmica y estimulando más volcanismo. La actividad volcánica bajo el mar está calentando el agua, lo que calienta la atmósfera inferior y la carga con humedad. La humedad llega a la atmósfera superior más fría y contribuye a una mezcla mortal que conduce inevitablemente a una Edad de Hielo, precedido por un corto período de un rápido incremento de los gases de efecto invernadero y «bolsas calientes» en la baja atmósfera, con fuertes lluvias, granizo, nieve e inundaciones.

Espere que esta tendencia continúe, pero no crea en «el calentamiento global hecho por el hombre». Cualquiera calentamiento producido, es en realidad un preludio a la forma en la que la Edad de Hielo comienza. Esperemos que no haya trozos catastróficamente grandes, en esa corriente de polvo de cometas circulando a través de nuestro sistema solar.

Visto en: SOTT