Multas en Roma por comer un bocadillo o beber en la calle (Madrid se lo plantea)

Un bando para la polémica. El alcalde de Roma prohíbe comer un bocadillo o beber en la calle. La multa puede oscilar entre los 25 y 500 euros. El primer edil quiere terminar también con los mendigos que duermen en la calle.

Gianni Alemano persigue también que desaparezcan los turistas sentados en la escalinata de la Plaza de España bebiendo o los viajeros que transforman la Fontana de Trevi en un área de picnic. La normativa, en vigor desde el lunes pasado, de momento es ignorada, como han comprobado varios periodistas con una cámara en la mano recorriendo el centro histórico de la ciudad eterna.

Otra curiosidad de la ordenanza es que solo estará vigente hasta el 31 de enero en la zona que va de San Pedro a San Juan de Letrán.

Como medida de protesta, un grupo de verdes y radicales han quedado para comer un “panino” en la plaza del Panteón. Ante el estupor de los turistas presentes, fueron detenidos y obligados a identificarse.

El actual alcade, que termina su legislatura en unos meses, está transformando Roma en la ciudad de las prohibiciones: de las medidas anti-pernocta, a las adoptadas contra la prostitución, contra el torso desnudo o ésta contra el bocata callejero.

Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20121003/multas-roma-comer-bocadillo-beber-calle/566702.shtml

Visto en: El blog de Skiper

La idea del alcalde de Roma, Gianni Alemanno, de multar con entre 25 y 500 euros a quienes coman bocadillos o beban en la calle podría aplicarse en el futuro en otra gran ciudad como Madrid.

El vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, preguntado sobre este particular, ha evitado descartar tal posibilidad, y remitió a la prensa a la nueva ordenanza de convivencia, ahora en elaboración, que será la que «regule el uso del espacio público».

Alemanno, como muchos romanos, dice estar cansado de ver papeles por el suelorestos de bocadillos abandonados y botellas tiradas por el suelo, a menudo ante iglesias, y museos o en la bella escalinata de la Plaza de España.

Nota dezpierta: Empezamos con las prohibiciones absurdas que tienen que ver con las costumbres más habituales y normales de todo el mundo, para terminar prohibiendo otras costumbres, hábitos, tradiciones y creencias que tienen que ver con la moralidad y la fe.

¿Por qué prohibir comerse un bocadillo en la calle?, ¿Es un delito comer?, ¿la calle no es de todos?, ¿no sería más fácil multar al que no tira el papel a la papelera? De hecho, estoy convencido de que hay ordenanzas para multar a los que tiran basura en la calle…

En estos momentos de crisis, parece que todo vale en aras de la prosperidad y las ganancias económicas. Cuidado porque se acercan a toda velocidad las leyes de conciencia y la policía del pensamiento.

Nuestra redención está cerca.

Los madrileños ahorrarán 3 euros al año por dejar de sacar la basura los domingos

El camión de la basura dejará de pasar en domingo y festivos a partir del próximo 1 de enero en la toda la capital. El ajuste anunciado esta mañana por la alcaldesa, Ana Botella, se extiende además a la recogida del contenedor amarillo (envases de plástico, de metal y de cartón), que se realizará únicamente tres días a la semana, en principio los lunes, miércoles y sábados.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/06/21/madrid/1340278094_923113.html

Nota dezpierta: A nadie extraña una noticia así, procediendo de una señora como la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (ironía) Pero es que los pobres basureros también tienen derecho a descansar en el día del Señor y en las fiestas señaladas (ironía). Como dice el catecismo:

El primer mandamiento de la Iglesia («oír misa entera los domingos y demás fiestas de precepto y no realizar trabajos serviles») exige a los fieles que santifiquen el día en el cual se conmemora la Resurrección del Señor y las fiestas litúrgicas principales en honor de los misterios del Señor, de la Santísima Virgen María y de los santos, en primer lugar participando en la celebración eucarística en la que se congrega la comunidad cristiana y descansando de aquellos trabajos y ocupaciones que puedan impedir esa santificación de esos días  (cf CIC can 1246-1248; CCEO can. 881, 1.2.4).
Fuente: http://www.vatican.va

El primer mandamiento de la iglesia católica exige la asistencia a misa los domingos para oírla entera y santificar el domingo y demás fiestas litúrgicas no trabajando…umm. Tal vez, esta nueva normativa sólo sea una coincidencia…

Como dice mi amigo alas97: Próximamente, todos y cada uno a la iglesia el “domingo”. Para buscar ayuda (para comer) y para ser instruido en como guardarlo.

Todavía se alzan muchas voces que proclaman la imposibilidad de la imposición de leyes dominicales. A ellos: paciencia.

Que Dios os bendiga.

La presidenta de Madrid pondrá peaje en las autovías madrileñas

La presidenta de la Comunidad de Madrid plantea que se pague por el uso de la M-45 y la M-501 y deja la puerta abierta a más recortes y privatizaciones

Hasta ahora los conductores no tenían que pagar por la utilización de las autovías y el peaje quedaba como opción para aquellos que quisieran circular por autopista. Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado que esto va a cambiar y los que deseen conducir por algunas de las autovías madrileñas deberán pagar un peaje, entre las que se encuentran la M-45 y la M-501.

Así lo ha anunciado en una entrevista que hoy publica el diario ABC, en la que explica que no tendrá «más remedio» que hacerlo porque el mantenimiento del «montón» de autovías de la región cuesta 30 millones al año a la Hacienda de la Comunidad.

Siguiendo la línea de recorte en servicios públicos emprendida por Aguirre en los últimos tiempos, esta nueva medida se suma a otras que han levantado fuertes polémicas como el denominado «tarifazo» del metro, con el que suben los precios del suburbano madrileño, o los recortes en los presupuestos en Educación y la Sanidad públicas.

De esta forma, Aguirre cree que la Comunidad da «muchísimas subvenciones y gastamos en muchísimas cosas que va a haber que recortar». El problema, apunta la presidenta madrileña, es que la Comunidad no puede sostener la sanidad, la educación, los servicios sociales y el transporte con los ingresos que tiene ahora.

Preguntada por los «recortes» que el Consejo de Gobierno abordará mañana, Aguirre replica: «¿Por qué llama usted recortes a lo que es devolver a la sociedad lo que nunca debió perder?«.

… Aguirre se declara convencida de que «a lo largo de este año el Gobierno tendrá que afrontar muchas reformas y muy importantes» y repite su idea de que «la dosis de la medicina, cuando es amarga, más vale darla de una vez que a poquitos».

Aguirre pagó 1.670 millones por una autovía que a las constructoras les costó 487

Este sistema da lugar a negocios millonarios por los que las constructoras se embolsan buenas cantidades salidas de los impuestos de los contribuyentes. Así, según anunciaba el diario El País en 2008 Aguirre pagaba 1.670 millones por una autovía que a las constructoras les costó 487. Y justamente esa autovía era la M-45, por la que ahora quiere cobrar peaje directo a los usuarios.

Según los datos de 2010 por la M-45 circulan 98.940 vehículos al día. De esta forma, la Comunidad podrá aprovechar para recaudar grandes sumas a los usuarios, la mayoría de los cuales no tendrán otra alternativa a la utilización de dicha autovía. Todo, bajo el pretexto de que «se ha gastado demasiado» cuando los que lo que lo afirman han pagado más de tres veces más del coste con dinero público a determinadas empresas.

Fuente: http://www.publico.es

Nota dezpierta: ¿Es justo que un gobierno haga pagar a los ciudadanos un peaje por utilizar un bien que fue pagado con sus impuestos, que fue construido sobre suelo público y que llevan utilizando muchísimos años? Las reformas o recortes que se está realizando en Europa son tan atroces, que pocos habríamos imaginado que el comienzo del fin sería como lo está siendo.

Estamos perdiendo todos aquellos derechos que fueron adquiridos, hace no tanto tiempo pero que parecían ser inamovibles. Y no es que hayamos cambiado de sistema de gobierno, aparentemente, seguimos viviendo en una «democracia parlamentaria», o eso es lo que nos creemos nosotros.

Eliminación de calefacción y aire acondicionado en los colegios, despido de funcionarios, bajadas de sueldos (que antes eran ilegales), subidas de impuestos, subida de precios de los alimentos y del combustible, eliminación de convenios colectivos, pago por las medicinas a los jubilados… nos faltaba que nos cobraran por circular, con lo cara que está la gasolina. Si lo que quieren es asfixiarnos, lo están consiguiendo.

Las advertencias están siendo cada vez más intensas y urgentes. Y como dice la Aguirre: «la dosis de la medicina, cuando es amarga, más vale darla de una vez que a poquitos». Les esperan momentos muy duros a los que viven en las ciudades. Preparémonos para una posible rápida salida a las zonas rurales.

Bendiciones.